CINTA REFORZADA



Se trata de una cinta con un refuerzo interno, pero solamente en la parte que va a cubrir los agujeros. Con esto conseguimos una gran resistencia en la parte de la cinta que lo necesita y una muy buena adaptabilidad y flexibilidad en los bordes para que se quede bien adherida y no se formen las "arrugas” provocadas por la deformación que sufre la cinta por efecto de la presión.